It was a joke

martes, 27 de julio de 2010

Para I.


Una vez, escribi un post de estos. Más que escribirlo lo traje de otro sitio, de otro blog. Era íntimo, mucho. Hablaba sobre U. Un post que había nacido desde lo más hondo.

Una mujer, s, hizo un comentario en él. Un comentario que trataba de herir, aunque el único efecto que causó fue el considerarlo vulgar, más que nada porque no era el sitio. Porque pueden atacarme desde muchos lados, para servirse de un post en el que hablo de U., y de su nacimiento es vulgar y barriobajero.

Esa mujer, que todos a quienes nos interesa, sabemos que era S, dejó su entrada como Anónimo, por eso, la única claúsula de aprobación que hay en este blog, que para nosotras es nuestra casa, es ante los comentarios anónimos (o sea los que no vienen desde una dirección de mail).

Tus comentarios, no son anónimos, llevan tu firma, la que siempre reconozco, y por eso (entre otras cosas) siempre serán aceptados.

Volveré, y te lo haré saber. Para nada? Es posible, pero aún así, siempre que vuelva lo sabrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario